PENTIAN
La Revolución en la Edición catálogo | tienda | cómo funciona | distribución y venta | blog
Notice

81 poemas de (des)amor Y Una Orden de Alejamiento

Por Eme

El blog de Eme

A 3 METROS BAJO EL SUELO

Añadido el 31/03/2014
Imagen 1

Quizá hubo un día, donde todo se pudo, donde todo era, donde nosotros fuimos.

Hoy me siento un poco sólo, es ya primavera, pero los colores de tu risa no me acompañan, tu pelo ya no me hace cosquillas en mi espalda, mientras besas sin prisa, cada uno de mis atropellos de la vida.

Huelo a flores, escucho pájaros y plegarias, llantos, explicaciones a un niño pequeño de por que las primaveras, a veces son tristes para siempre.

Releo de memoria tus cartas, escucho en forma de eco tus canciones, aunque la piel ahora no se me eriza, e intento llorar pero no puedo.

Hubo un tiempo en que pude,
Vestirte de blanco y levantarte el velo,
Hoy sólo te veo de luto,
Desde 3 metros bajo el suelo.

CALADAS

Añadido el 31/03/2014
Imagen 1

Fumaba tabaco de liar, para enrollar dentro de el, todas y cada una de las mierdas que ella le daba,

Lo encendía con rabia, sin prisa, calada tras calada, con el humo que exhalaba, la borraba,

Sus ojos
Su boca
Su pelo
Su risa
Su espalda
Sus dedos
Sus uñas en su espalda

Y cuando se daba cuenta, el cigarro se había acabado, y con el, ella.

La peor parte de esta historia,

Es que el

Nunca

Dejó

De fumar.

HORA Y CUARTO

Añadido el 03/04/2014
Imagen 1

Hay veces,
En las que el amor dura,
Lo que dura su cuerpo sobre la cama.

Una hora, 15 minutos,
Un reloj que marca los finales,
Los principios,

Sábanas frías,
Cortinas de plástico,
Cajas fuertes,
Que no tienen nada que guardar.

Todo estaba sobre aquella cama,
Todo apostado al negro de tus bragas,
Al rojo de tus labios,
Al par de tus piernas,
Al impar después,

De una hora y cuarto.

Tu "no" me acompaña,
Tu olor me persigue,
Sigo notando tus ojos clavados,
Tus dientes marcados,

Tus ganas, corriéndose en mis ganas.

Tacones lejanos,
Carreras de medias,
Faldas vaqueras,
Tu sexo en mis piernas....

No hay despedida más dulce,
Ni un hola más amargo,
Que aquel que sabes que dura,

Lo que dura, una hora y cuarto